top of page

Explorando el Corazón Emprendedor de Leovi Carranza en Grupo Pinsa, Mazatlán, Sinaloa

Nuestro CEO Joaquin Cordero nos cuenta su increíble experiencia en la planta de operaciones de Grupo Pinsa en México. "El pasado 3 de enero, tuve la oportunidad única de sumergirme en la operación de Grupo Pinsa, guiado por su fundador y presidente, José Eduvigildo “Leovi” Carranza. No era mi primera visita; ya en el año 2000, durante un verano en el Tec de Monterrey, campus Mazatlán, tuve el privilegio de conocerla por primera vez. En aquella época, contaban con 11 barcos atuneros. Actualmente, han experimentado un crecimiento impresionante, alcanzando la cifra de 29 barcos, cada uno con un promedio de 1200 toneladas de atún, limitados por cuotas de pesca que regulan su expansión.





Cada barco, equipado con un helicóptero R-44, se adentra en el mar para encontrar las preciadas manchas de atún. Leovi destaca el uso de tecnología satelital y una flotilla de helicópteros, aunque subraya con sabiduría que "los peces están donde están los pájaros, porque ahí están comiendo, y los pedazos que flotan son rastreados por los peces".


Con un helipuerto en cada barco y en la planta, cuentan con un equipo de 29 pilotos, respaldados por tres adicionales. David, a cargo de la flotilla, compartió una curiosidad: aterrizar en el barco es más fácil con el movimiento de las olas que cuando regresan a tierra firme. Los barcos se aventuran en misiones de 65 días, siendo abastecidos por otro barco con gasolina en alta mar.


Grupo Pinsa se ha integrado completamente en el proceso, contando con un astillero para reparar barcos y fabricar aquellos destinados a la pesca de sardina, además de producir redes. Comercializan tres marcas de atún: Dolores, Mazatún y El Dorado. Su presencia se extiende a México, Chile, Asia y Europa, liderando en México con el 56% del mercado de atún, un logro impresionante en un país con 135 millones de habitantes. Producen más de 100,000 toneladas de atún anuales y elaboran más de 3,000,000 de latas diarias. La planta, una de las más limpias que he visitado, refleja un cuidado meticuloso, siendo evidentes las rutinas de mantenimiento de las máquinas y helicópteros.





Destaca su compromiso social, donde el personal de la línea de producción y limpieza gana dos punto cinco veces el salario mínimo. Grupo Pinsa tiene un alto cuidado para no atrapar delfines y respeta las cuotas establecidas por el gobierno para la conservación y regeneración de los mares. Leovi comparte que esta responsabilidad no es universal, señalando que más de 3000 barcos sin permiso de pesca operan solo en el área de Ecuador y Perú.


Leovi revela la clave de su éxito: rodearse de personas inteligentes y trabajar con propósito cada día. Su filosofía de "construir de a poquito", escalando constantemente, resuena con el mensaje del libro "The Gap and the Gain". Quienes conocen a Leovi reconocen su pasión, iniciando su día a las 5 a. m. y concluyéndolo altas horas de la noche, liderando un equipo de más de 7,500 colaboradores.

Regresar a esta planta después de veinte años fue una experiencia fascinante, evidenciando la transformación y reafirmando que el liderazgo es un elemento crucial en cualquier emprendimiento. Fue un honor conocer de cerca esta operación magnífica, guiado por la mano de quien la emprendió".

Comentários


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page